Qué es un plan de autoprotección contra incendios?

fuegonouu4

 

“A mí nunca me va a pasar”.

Esta es la frase que muy a menudo escuchamos de las personas. Pensamos que somos inmunes a cualquier tipo de tragedia. Muchas empresas han salvado muchas vidas humanas y su patrimonio pues estuvieron preparadas para actuar y atender  una eventualidad.

Por ello, ustedes como figuras conocedoras del tema de la prevención y la seguridad,  deben contemplar la necesidad de contribuir a concienciar a las familias, empresas y hasta la misma comunidad para así lograr  construir su plan de autoprotección.

Este plan tiene  cuatro puntos clave para desarrollarlo:

1. Evaluación del riesgo: donde se analizan los factores que influyen sobre el riesgo potencial y se evalúa el riesgo de incendio de cada una de las áreas, luego de ello la información recopilada   se recoge en los planos de situación.

2. Medios de protección: es decir el inventario de los medios técnicos y humanos que se disponen para la autoprotección, y planos de localización de los mismos en el edificio por plantas.

3. Plan de emergencia: o sea  la secuencia de actuaciones a desarrollar según la gravedad de las emergencias para el control inicial de las que puedan producirse, incluida la planificando la organización humana con los medios necesarios que la posibilite.  También en él se definen y forman los equipos de emergencia,

4. Implantación: Se programa la implantación del plan con referencia a los cursos de formación del personal de equipos de emergencia, el programa de mantenimiento de las instalaciones contra incendios, los simulacros de emergencia, la definición de responsabilidades, la organización, recursos, entre otros  

Este es una labor que puede proteger y salvarles la vida a muchas personas y no se debe perder oportunidad alguna para lograr que se informen.

 

Anuncios

Guía para la atención de ancianos durante una emergencia

MED2100

 

HelpAge International es una red global de organizaciones sin fines de lucro cuya misión es trabajar con las personas ancianas menos favorecidas de todo el mundo y cuyo fin es mejorar la calidad de vida de todas ellas. Recientemente, esta red publicó un documento que contiene una guía con una serie  de acciones que pueden ayudar a la comunidad de adultos mayores en caso de una emergencia.

Primero hay que tener presente los siguientes aspectos como puntos básicos y necesarios en caso de una emergencia:

1.  Identificar las necesidades de los ancianos
Estar consciente de la presencia de ancianos en la escena de una emergencia y tomar las medidas necesarias para localizarlos e identificarlos. Es necesario que las intervenciones de ayuda se lleven a cabo en consulta con la comunidad beneficiada. Además, en todas las etapas del proceso se debe consultar directamente a los ancianos sobre las acciones que se llevarán a cabo.

 

2.  Cubrir sus necesidades básicas
Los ancianos mismos han identificado varias necesidades básicas, entre ellas, material de construcción (en caso de que sus casas hayan colapsado), formas que le faciliten el acceso a alimentos preparados, ropa, cobijas, utensilios de cocina y un lugar cómodo para dormir de modo que puedan evitar molestias o dolores musculares provocados por dormir en el piso.

          3.    Movilización

 Se identificaron 4 problemas principales.

– Incapacidad que puede limitar el acceso de los ancianos a servicios básicos.

– Dificultad para subir a camiones o el riesgo de ser abandonados por ser más lentos en sus      movimientos.

– Buscar facilidad de transporte tienen menos posibilidades para llegar hasta los lugares donde se les brindan los servicios básicos.

– Problemas para movilizarse por haber perdido prótesis o lentes, o por necesitar tratamientos de fisioterapia.

  1. Igualdad de acceso a los servicios básicos
    Cuando los problemas de aislamiento, de movilización o físicos hagan difícil el acceso de los ancianos a los centros que brindan servicios básicos, se hace necesario adaptar estos servicios con el fin de que la atención sea equitativa.

5.   Necesidades sociales, psicosociales y familiares
Se han identificado también los traumas sociales y sicológicos que sufren los ancianos como consecuencia de un desastre. El estar separados de su familia y, en algunos casos, la muerte de familiares, los lleva a un estado de soledad y a la pérdida de apoyo.  Los ancianos también mencionan la necesidad de ser protegidos del robo y del abuso físico y sexual.

6.  Reconocer y apoyar las contribuciones de los ancianos
Es importante reconocer la experiencia y las responsabilidades de los ancianos. Los ancianos desean cambiar la imagen común que se tiene de ellos como personas discapacitadas, improductivas y dependientes, y establecer una visión más balanceada que incluya tanto sus capacidades como sus necesidades

Ponga en práctica esta guía y contribuya con esta población tan vulnerable.

 

Asistencia a personas con discapacidad visual en una emergencia

ceguera11

 

En Costa Rica según las estadísticas presentadas por el Consejo Nacional de Rehabilitación y Educación Especial (CNREE)  la ceguera parcial o total abarca una población de  82.468 y por supuesto a esto hay que sumar la cantidad de personas con discapacidad visual menos severa.

Esto quiere decir que estamos ante una población representativa que en caso de emergencia habría que atender en forma pronta y oportuna y para lo cual los profesionales de las emergencias, o cualquier persona debe estar preparada.

De allí nuestro interés por darles a conocer algunos consejos:

  • Anuncie en voz alta cuando entre al área de trabajo.
  • No grite o hable a través de una tercera persona; hable de manera natural y dirigiéndose a la persona incapacitada.
  • No tenga miedo de usar palabras como “ver”, “mira” o “ciego”.
  • Además de ofrecerle asistencia, debe preguntar por el tipo de ayuda que necesita.
  • Indique lo que se va a hacer antes de actuar.
  • Sujételo suavemente del brazo o de las muñecas para que pueda servirle de guía. El incapacitado puede evacuar el lugar caminando por sí mismo, pero ayudado por usted, él podrá notar sus reacciones ante obstáculos que se presenten.
  • Asegúrese de indicarle la presencia de escaleras, puertas, zonas de paso estrechas, rampas, etc.
  • Cuando siente al incapacitado en la silla, debe poner su mano en el respaldo de ella.
  • Si en el mismo lugar hay muchas personas con problemas de visión, éstas deben tomarse de la mano unas a otras.
  • Una vez seguros, fuera del edificio se debe comprobar que estén presentes todas las personas evacuadas. En caso de que falte alguna persona, deje el resto del grupo al cuidado de alguno de los compañeros hasta que pase la emergencia.